Foto del titular en Diario de Navarra con Estíbaliz Espejo en la residencia de Lerín. Estíbaliz Espejo, enfermera: humanizar los cuidados Esta enfermera trabaja en la residencia de mayores de Lerín y forma a profesionales del sector en Atención Integral Centrada en la Persona

“Se trata de dar a cada persona el valor que se merece, respetar sus decisiones sin juzgar y dejar a un lado el paternalismo”

En esta ocasión os compartimos un reportaje en el que nuestra compañera Estíbaliz Espejo, enfermera de la Residencia Nuestra Señora del Pilar de Lerín, habla sobre la humanización de los cuidados. Desde su propia historia de vida, como no podía ser de otro modo en este momento, en esta profesión y con estos equipos. Gracias por ello.

Narra cómo fue la pandemia y se centra en lo que verdaderamente es la humanización de los cuidados: “Se trata de dar a cada persona el valor que se merece, respetar sus decisiones sin juzgar y dejar a un lado el paternalismo”. Además, explica algo que siempre comentamos: el futuro de los centros de mayores se juega en ser “cada vez más un hogar y menos un hospital”, así como en ofrecer servicios a todas las personas mayores del entorno, no solo a las que viven día y noche en el centro.

Gracias a Diario de Navarra, en especial a Ainhoa Piudo, por acercarse a esta realidad que antes o después nos va a tocar a todas las personas. Podéis leer el artículo completo en este enlace.

 

Lares Navarra_p

Comenzamos “Vuelta al mundo en 80 vidas” con Lares Navarra gracias a Innova Social

La comunicación de la humanización de los cuidados como centro del nuevo proyecto de Lares Navarra gracias a Innova Social. El proyecto Vuelta al mundo en 80 vidas, coordinado por Lares Navarra en partenariado con i3e, Xabier Unanua y Diana González; ha sido seleccionado por el programa Innova Social de Fundación Caja Navarra y Fundación “la Caixa”.

Vuelta al mundo en 80 vidas es un proyecto transmedia liderado por Lares Navarra que cuenta con el apoyo del programa Innova Social, promovido por la Fundación Caja Navarra y Fundación “la Caixa” en la edición de 2022. “El objetivo final del proyecto es la sensibilización, visibilidad y reconocimiento de la implantación real del modelo asistencial de la Atención Centrada en la Persona y humanización de los cuidados a personas mayores y, por tanto, ser motor de cambio”, explican desde Lares Navarra.

A través de un documental, una web, redes sociales, formación específica para profesionales y el reconocimiento con sellos Lares a los centros participantes, pretende explicar la implantación real de la humanización de los cuidados en entornos residenciales, con la persona en el centro tanto del modelo asistencial como del proyecto. Todo ello tendrá su hibridación física y digital para alcanzar al máximo de la población y la participación de todos los colectivos implicados, además de la intención de buscar financiación para realizar un libro y una exposición itinerante que lleve el proyecto a toda Navarra.

Se calcula que 11.800 personas navarras serán beneficiarias de esta actuación, tanto personas mayores atendidas en los centros Lares, sus familias y los equipos profesionales que las atienden. De manera indirecta, las personas beneficiarías será toda la ciudadanía navarra que requerirá de diferentes apoyos para continuar con sus vidas en su proceso de envejecimiento. En el fondo, se pretende una clara mejora de la calidad de vida vinculada a cuatro aspectos:

  1. El proyecto pretende ser motor de cambio en el sector para una mejora en el modelo de cuidados.
  2. El trabajo busca la sensibilización a familias y personas mayores que serán cuidadas en el futuro sobre cómo deben ser cuidadas y puedan expresas sus peticiones, deseos y derechos. 
  3. La planificación apuesta por honrar las historias de vida de las personas mayores. 
  4. El proyecto dará visibilidad social de una realidad que vamos a necesitar a lo largo de la vida y de las personas profesionales que la integran. 

Para Lares Navarra este trabajo es sin duda un espacio estratégico de reflexión y divulgación del modelo de cuidados centrado en la persona y permitirá mostrar cómo dar apoyo a la persona mayor de forma progresiva según sus necesidades y desde el entorno solidario y sin ánimo de lucro.

Las personas como centro del proyecto

La necesidad de un nuevo modelo de cuidados centrado en la persona (ACP) es reconocido por todo el sector, sin embargo, la implantación todavía no es una realidad en todos los entornos. Este proyecto busca visibilizar cómo se implanta la ACP y la humanización de los cuidados a través de la relación de ayuda, la aceptación incondicional, su valor y la empatía”, explican responsables del proyecto. 

Cuidar es un arte y permite atender a cada persona cómo es, cómo quiere ser y cómo necesita ser. Vuelta al mundo en 80 vidas es esencial para sensibilizar sobre este modelo, honrar las historias de vida de las personas cuidadas, mostrarlo la realidad de la persona cuidada de forma transmedia y reconocer a aquellas residencias que lo llevan a cabo.

Todas las personas de los centros residenciales serán parte activa del documental, de las historias de vida y de su participación en la comunicación: siempre honrando y respetando sus necesidades y deseos. Esto, además, hará de puente para guardar el patrimonio inmaterial de las biografías de muchas de las personas mayores que, a través de sus cuadernos y bitácoras de vida que ya trabajan en los centros, permiten mantener sus vidas en sus nuevos hogares.

Partenariado y futuro

El proyecto capitaneado por Lares Navarra cuenta con la colaboración de la consultora especializada en servicios a la tercera edad, i3e, y de Xabier Unanua y Diana González, profesionales del mundo de la comunicación y la creatividad. Todas las personas e instituciones participarán junto a sus equipos para dar coherencia al proyecto.

El proyecto podrá viajar a otras fronteras o replicarse con realidades de otras comunidades autónomas, o centros residenciales en la propia comunidad autónoma. Las formaciones y sellos Lares podrán continuar implementándose año a año en nuevas líneas de cuidados centrados en la persona y las historias de vida son un espacio seguro para preservar el patrimonio inmaterial, especialmente en espacios rurales.

Lares Navarra

Creada en 1992 para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y profesionalizar el sector. Lares Navarra es la Asociación de Residencias y Servicios de Atención a los Mayores-sector solidario, es decir, aglutina a las residencias sin ánimo de lucro de la Comunidad Foral. Fundaciones, patronatos municipales o residencias de órdenes religiosas encuentran en Lares un espacio donde compartir experiencias y trabajo. “Nuestro objetivo fundacional era mejorar la gestión de los centros residenciales y de atención a la Tercera Edad tanto en los ámbitos organizativos, profesionales y asistenciales. Y, sobre todo, nació para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y profesionalizar el sector”.

Programa Innova Social

Innova Social abarca el ámbito social del PROGRAMA INNOVA, impulsado por Fundación Caja Navarra y Fundación “la Caixa”. Está orientado a fortalecer el tejido social navarro impulsando su crecimiento, innovación, eficiencia y productividad en beneficio del desarrollo social y económico de la Comunidad Foral de Navarra y en línea con la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

En redes sociales: #ProgramaInnova #InnovaSocial #RedInnova 

Unidad de Convivencia de Lerín

La residencia de mayores de Lerín inaugura sus nuevas instalaciones

La inauguración oficial de la ampliación de Nuestra Señora del Pilar se produjo el pasado miércoles 28 de septiembre, mientras que la ciudadanía lerinesa ha sido invitada a una visita el viernes 30.

La residencia de mayores Nuestra Señora del Pilar, de Lerín, ha organizado una jornada de puertas abiertas con la que ha querido mostrar a la ciudadanía lerinesa sus nuevas instalaciones, tras la ampliación concluida este verano y para cuya puesta en marcha se recibían las preceptivas autorizaciones hace dos semanas. Cabe recordar que, con esta ampliación, la residencia aumenta su capacidad asistencial casi un 50%, pasando de 24 a 34 plazas, además de crear una unidad de convivencia integrada en la Residencia.

La inauguración oficial fue un acto íntimo, dedicado a residentes, equipo de profesionales y representantes del patronato de la Fundación el miércoles 28 de septiembre.

La jornada de puertas abiertas ha tenido lugar tanto de mañana como de tarde, para garantizar que todas las personas interesadas puedan acudir y conocer las instalaciones, los servicios y la atención individualizada prestada por el Centro.

Amaia Maestu, directora del centro, subraya la importancia de esta jornada: “Desde nuestro punto de vista y desde nuestra creencia en el modelo de atención centrada en la persona, todo lo que fortalezca lazos entre la residencia y el conjunto del pueblo es muy positivo porque recuerda que somos una parte más del mismo”.

“Las residencias no son espacios cerrados, sino abiertos, y quienes viven con nosotras siguen viviendo en su pueblo porque así lo eligen y lo desean; por eso es tan importante poder celebrar una jornada así”, ha explicado Maestu. 

Reducir lista de espera y creación de unidad de convivencia

La ampliación de la Residencia de mayores Nuestra Señora del Pilar va a permitir cubrir las necesidades asistenciales y residenciales de las personas mayores de Lerín y comarca que lo requieran. El centro contaba con una amplia lista de espera que ahora se verá reducida.

Por otro lado, tal y como comenta Estibaliz Espejo, enfermera de la residencia, “con la ampliación de la residencia se va a crear una unidad de convivencia, con funcionamiento independiente, pero integrada con el resto de personas residentes y servicios de la residencia. Con ello, vamos a seguir apostando por la continuidad en la autonomía e independencia de las personas que viven en el centro”.

Las obras, que recibieron a comienzos de septiembre las autorizaciones necesarias para su puesta en marcha, tanto por parte del Ayuntamiento como del departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, han supuesto una inversión de en torno a 60.000 euros, y permiten contar con 10 nuevas habitaciones individuales, con baño propio y modernas instalaciones. 

Desde este espacio agradecemos a Sheyla Muñoz y Alberto Galdona de Diario de Navarra por hacerse eco de la inauguración: La residencia de Lerín se dota de diez nuevas plazas y una unidad convivencial.

Imagen de Diario de Navarra "La residencia de Lerín se dota de diez nuevas plazas y una unidad convivencia"l

 

Roser en la ópera en Baluarte

Cumpleaños centrado en la persona

“Sátira y pasión en una obra caracterizada por la exposición de los sentimientos más frágiles del ser humano”. Así describen la Ópera Serse de Haendel. Una ópera que podría ser una vida… o muchas.

Como la vida de Roser, parte de nuestra casa en Artajona, que nos contaba cómo de niña ahorraba el dinero que le daba su madre para comer con la ilusión de comprar entradas para la ópera a final de año. A pesar de que hubo días en los que no comía, se nutría de la felicidad por acudir a disfrutar de una tarde de ópera.

Y esa tarde llegó. Roser ocupó una de las butacas de Baluarte el pasado 20 de mayo junto a Noemí, su profesional de referencia en la residencia. Vivió las emociones de Serse transmitidas por The English Concert y se emocionó con cumplir su sueño de cuando era pequeña. Nosotras vibramos con ella, desde el cuidado, el apoyo y el respeto a sus deseos. Gracias Roser y Noemí por dejarnos ser parte de todo esto.

Esto es el día a día de las personas mayores a las que acompañamos. Les damos los apoyos necesarios para que continúen haciendo lo que desean y puedan continuar con sus proyectos de vida, teniendo en cuenta sus preferencias, necesidades y estilos propios. En ocasiones, será hacer una salida, en otras, ver una película y, a veces, simplemente, sentarnos al sol a escuchar los pájaros que oían en su infancia en el pueblo.

Roser con las entradas de la ópera de Baluarte

Roser continúa su ilusión de ir a la ópera viviendo con los apoyos necesarios en la residencia de Artajona

Este mes Roser ha cumplido su 80 cumpleaños con muchas ganas e ilusión y por ello queremos hacerte este regalo. ¡Muchas felicidades Roser!

Desde aquí también queremos dar las gracias al periodista Natxo Gutiérrez de Diario de Navarra por hacerse eco de este momento del día a día de nuestro centro y recogerlo a través de la conversación con Roser y el equipo de la residencia: El regalo más especial de la residencia de Artajona.

Inicio de la noticia en Diario de Navarra: El regalo más especial de la residencia de Artajona

Gracias a Natxo Gutiérrez por la implicación y dar voz en Diario de Navarra a Roser, Rosario Cerezuela

 

 

Residencia Mallén

La Residencia San Sebastián de Mallén inaugura una vivienda con apoyos para mayores

Esta semana se ha dado a conocer el nuevo recurso creado en la Residencia de Mayores San Sebastián de Mallén. Se trata de una vivienda para personas mayores que mantienen su autonomía gracias a los apoyos que reciben de la residencia.

La vivienda está dentro el edificio de la residencia y mantiene una arquitectura y decoración de hogar independiente, lo que permite continuar el camino iniciado de la humanización de los cuidados.

Como se explica en El Periódico de Aragón, “el Ayuntamiento de Mallén apuesta por este modelo y tras varios meses de reforma la Residencia de Mayores San Sebastián ha inaugurado un nuevo recurso en el centro. Se trata de una vivienda con servicios, donde ya conviven cuatro personas mayores que son independientes pero que necesitan apoyos concretos en el desarrollo de determinadas actividades cotidianas instrumentales, al mismo tiempo que un entorno seguro.

El recurso permite a quienes viven en él hacerlo de forma similar a como lo harían en sus domicilios. En la vivienda cada cual puede levantarse cuando quiera, acudir a la nevera con total libertad, calentar un vaso de leche en mitad de la noche, preparar un sándwich a media mañana, fregar su propia vajilla, invitar a la familia a merendar el día de su cumpleaños, ver una película con sus nietos en la sala de estar… Se pretende fomentar un estilo de vida activo de una forma natural”.

El periódico de Aragón

Accede a la noticia completa aquí o haciendo clic en la foto.

No dejes de contactar con la Residencia San Sebastián de Mallén para informarte de este nuevo espacio.

Paseo de una persona mayor y una cuidadora

El Día del Buen Trato a las Personas Mayores

El lenguaje crea realidades y creemos importante hablar del buen trato a las personas mayores. Porque somos muchas y muchos profesionales y residencias las que trabajamos desde el cuidado individualizado y humanizado a cada persona y no debe olvidarse cuando se menciona que el día 15 de junio se conmemora el todo el mundo el Día del Buen Trato a las Personas Mayores, y así nos parece oportuno llamarlo.

Sabemos que los cuidados van más allá, y existen en entornos domiciliarios, hospitalarios y otros, además de los residenciales, pero queremos positivizar lo que se hace bien y no poner el foco en solo aquello que no se hace.

Desde el respeto a todas las personas acompañadas que han vivido malos cuidados creemos que un cambio en la mirada puede conseguir un efecto positivo para la implicación de todos los agentes que cuidan a personas mayores, autónomas o dependientes, en un cambio de modelo asistencial. Un cambio donde el buen trato basado en la historia de vida y preferencias de cada persona cuidada sea lo más relevante.

El Día del Buen Trato a las Personas Mayores como nombre del Día Internacional del 15 de junio ¿os sumáis?

Captura de pantalla 2022-06-29 a las 10.44.50

Tecnología al servicio de las personas mayores y profesionales en Olite y Cortes

Creemos en cuidar a quienes cuidan, en cuidar mejor a las personas cuidadas y en mejorar la relación entre ambos lados de la misma vida. Por ello, apostamos firmemente por el cambio del modelo asistencial: más personalizado, más humano.

En ocasiones, las innovaciones en este ámbito vienen dadas por la tecnología y, aquí, os queremos contar cómo dos de las residencias con las que trabajamos han implantado el sistema paciente-enfermera.

Bueno, no, el sistema persona cuidada-persona cuidadora, porque esto no va de personas enfermas y ni de enfermeras, sino de personas que requieren cuidados y de quienes les cuidamos.

Patio de la residencia La Milagrosa de Olite

La residencia La Milagrosa de Olite ha implantado el sistema tecnológico persona cuidada-persona cuidadora

En las residencias La Milagrosa de Olite y Fundación Carmen Bellido de Cortes se ha implantado este sistema tecnológico persona cuidada-persona cuidadora que lo que permite es integrar y actualizar la información de cada persona y los cuidados recibidos. Desde la propia habitación o desde las tabletas en zonas comunes, las profesionales pueden incluir todas las actividades realizadas con la persona, sus observaciones, así como recomendaciones que pueden ver inmediatamente el resto de compañeras de la residencia o de próximos turnos. El propio sistema también facilita la comunicación de las personas mayores con sus profesionales de referencia si lo necesitasen en cualquier momento.
Además, queda registrada la historia de vida de la persona mayor en su ficha individual, con sus gustos y preferencias, para que cualquier profesional del cuidado que esté con ella, pueda adaptarse a sus necesidades y deseos reales.

Sistema persona cuidada-persona cuidadora de Cortes

Ejemplo de la tecnología utilizada en la residencia de Cortes con todos los dispositivos tanto en habitaciones, zonas comunes como individuales.

Toda esta información, queda guardada también para el futuro, para aprender de cada persona y aportarle lo que quiera si en un momento de su trayecto vital quizá no pueda comunicarlo. Ojo, esto ya se hace, se trabaja con las historias de vida y sus preferencias, de ahí la atención centrada en la persona. Sin embargo, estas soluciones informáticas pueden agilizar el trabajo de las profesionales y aumentar la seguridad de la información de las personas cuidadas. Quienes ya están utilizando este sistema hablan de rapidez y contenido más visual, por lo que se plantea como una buena herramienta para la atención real personal.

¡Esperamos poderos contar pronto más novedades y experiencias de ambas residencias!

María Luisa y Charo atentas al inicio del partido de fútbol

Empate a goles de las personas mayores de la residencia con la comunidad artajonesa

La Residencia de Mayores Virgen de Jerusalén de Artajona participó en el Día del Donante en las actividades organizadas por la Asociación de personas trasplantadas y enfermas hepáticas de Navarra (ATEHNA): partido de fútbol entre Artajonés y Osasuna Veteranos, sorteos, paellada…

A las 10:00 de la mañana del sábado 11 de junio en la Residencia de Mayores Virgen de Jerusalén se vivían algunos nervios desde hacía rato. Mientras algunas personas terminaban de desayunar, otras salían a la terraza y había quien buscaba “la chaquetica por si refresca”, un grupo de unas 10 personas se preparaban para ir al campo de fútbol.

Agua, crema del sol, sombreros, las pastillas del mediodía… cada una con su kit completo para disfrutar en la comunidad con las vecinas y vecinos de Artajona de un día festivo gracias a los preparativos de ATEHNA y el Día del Donante. Lo primero de todo: fútbol. Artajonés Veteranos se medía amistosamente con Osasuna Veteranos. Quien mantenía su autonomía salía de la residencia hacia el campo de fútbol a su ritmo, quien necesitaba apoyo de vehículo esperaba a la responsable de la furgoneta y quien solo necesitaba de una mano o un brazo, salían con profesionales y voluntarias haciendo el caminito con sillas de ruedas, andadores o lo que hiciera falta. Siempre amenizado por las canciones de una de las compañeras.

Animando en el campo de fútbol

Todas las personas de la comunidad animaron a los jugadores.: residentes, familiares, profesionales, vecinos, vecinas…

La llegada al campo fue maravillosa: todo el pueblo saludaba a las personas residentes y les dejaba un sitio a la sombra. Y además, salieron en la foto con los equipos, gracias a Ángel de Osasuna Veteranos por la colaboración, sujetando la pancarta, en pleno terreno de juego con el lema “Hazte donante, regala vida”.

Historias especiales

No todos los saludos fueron iguales. Hay miles de intrahistorias dentro de la participación de las personas mayores, con todas sus vivencias, y el pueblo de Artajona. Como la historia de Inés, que acudía todos los fines de semana con su marido a ver los partidos de fútbol del Artajonés, equipo en el que jugaba su hijo. Esta vez, después de unos cuantos años volvió a ver a su hijo jugar y salen juntos en la foto de grupo.

Foto de grupo entre Artajonés y Osasuna Veteranos

Jugadores, miembros de Atehna y de la residencia de Artajona antes de comenzar el partido

O la historia de la hermana religiosa Mª Cruz que, a sus 102 años, era la primera vez que iba a un partido de fútbol y así lo hizo saber a todas las personas que se le acercaban.

Otra de las vidas que han cambiado fue la de Joaquín. Antes de la pandemia solo acudía a la residencia para comer, ya que estaba todo el día fuera relacionándose con la gente del pueblo en el Bar Asador y en el Bar de los Jubilados. Desde la pandemia no había vuelto a salir, y poder ir al partido de fútbol ha supuesto para él el reencuentro con muchos vecinos del pueblo a los que antes veía a diario. Además, la semana después del partido ha contado a todas las personas de la casa con quién estuvo, a quién saludó, las fotos que se hizo con los jugadores…

Y siempre hay más sorpresas. Cuando vivimos en comunidad y nos centramos en las personas descubrimos historias nunca antes comentadas, como la de Mª Luisa Magallón. Mª Luisa acompañaba a sus sobrinos desde pequeños a los partidos de fútbol en los que jugaban: era una gran forofa. Acudía a los encuentros con un cencerro y cada vez que el equipo de sus sobrinos metía gol, y aunque a ellos les diera vergüenza, lo hacía sonar. Ese día volvió a ver jugar a su sobrino: fue toda una sorpresa porque ninguno de los dos sabía que se iban a encontrar y fue muy ilusionante, aunque esta vez no llevara cencerro. Mª Luisa no paraba de decirle a su compañera Concha que estaba muy feliz. “¡Quién me lo iba a decir!”.

María Luisa Magallón junto a su sobrino vestido del Artajonés Club de Fútbol

María Luisa Magallón junto a su sobrino vestido del Artajonés Club de Fútbol

Sorteos y paellada

Además del partido de fútbol, las personas mayores de la casa que acudieron también participaron en los sorteos y en la paelllada junto al resto del pueblo. Mientras, en la residencia, el resto de personas continuaba con sus vidas, comidas, siestas, paseos o lo que se terciara en un sábado cualquiera.

Humanización de cuidados

Una salida, una entrada, un beso, una conversación, un saludo, una historia antigua… todo esto es parte de la atención centrada en la persona que va más allá de ir a ver un partido de fútbol. Van quienes quieren ir, como quieren ir y cuando lo desean. Se reencuentran con el vecindario y se producen conversaciones nuevas, se recuerdan historias de antaño y se mantienen las relaciones que se han tenido en la vida.

Todo es posible gracias al equipo profesional que cree en este modelo de acompañamiento y lo hace posible. Como ellas mismas se presentan “el equipo de la residencia Virgen de Jerusalén es como una gran familia que cuida a las personas teniendo en cuenta sus preferencias y gustos, impulsando sus proyectos de vida y su independencia”.

Profesionales de la residencia en el primer aniversario del grupo de apoyo a personas que no viven en la residencia

Un año de atención comunitaria a personas mayores de Cortes

La Residencia de Mayores de la Fundación Carmen Bellido de Cortes trabaja en la localidad ofreciendo apoyos y servicios para mantener la autonomía de las personas mayores que deciden continuar su vida en sus domicilios

La Fundación Carmen Bellido cree en ser la referencia para las personas mayores de Cortes y comarca ampliando su cartera de servicios desde hace más de una década. Ofrece diferentes apoyos para diferentes necesidades y con diferentes recursos. La Fundación no es solo una residencia, sino que trata de ser un centro de atención a personas y al servicio de las personas, por lo que no trabajan solo dentro de la residencia, sino también fuera. Hace ahora un año, el centro comenzó el camino de la atención comunitaria con el firme propósito de mantener la autonomía de las personas y ofrecer servicios y apoyos que dieran continuidad al estilo de vida que cada persona elija.

Así, en estos momentos, la Fundación cuenta con servicios de residencia con alojamiento para estancias permanentes y temporales, estancias diurnas de lunes a domingo, comedor social que da de comer a más de 60 personas fuera del centro, talleres de promoción de la autonomía estimulación cognitiva, mantenimiento funcional, actividades básicas de la vida diaria, asesoramiento familiar y a personas cuidadoras, así como asesoramiento en productos de apoyo y adaptaciones en el domicilio.

Éstos últimos se pusieron en marcha hace un año y ya están participando 8 personas de la localidad con muy buena aceptación tanto para las personas atendidas, sus familias y el equipo  de profesionales que les apoyan.

Talleres en grupo para las personas que viven fuera de la residencia

La estrategia de la institución se basa en la innovación en la prestación de servicios con el único objetivo de ofrecer a cada persona la ayuda que necesita en cada momento para poder continuar con su vida. Así, la entidad tiene previsto invertir en la rehabilitación de pisos de su propiedad para que personas independientes y autónomas puedan vivir con el apoyo y seguridad que da la residencia, pero sin permanecer dentro de la residencia.

Todo ello tiene que ver con la humanización de cuidados y la ya famosa, y en ocasiones mal llamada, atención integral centrada en la persona (AiCP). En esto consiste la visión y valores que promueven y refuerzan el conjunto de trabajadoras y trabajadores de la entidad: más de 35 mujeres y hombres que creen en un modelo de cuidado humano.